• Dossier sobre subcontratación artículo técnico

    Subcontratación: chapa de decoración, revestimientos, barandillas, etc.

Enviado por benoit.cantin el Jue, 17/06/2021 - 17:13
Contenu
  • La construcción es un sector con una gran demanda de piezas de chapa a medida:

    - ya sea para elementos de decoraciones, como, por ejemplo, fachadas, barandillas, cubiertas, cassettes para revestimientos, etc.; -o piezas para instalaciones y revestimientos, en particular las siguientes:

    • alféizares, albardillas, ángulos, cubiertas, etc.;
    • piezas de revestimiento o soportes de fijación para ascensores, montacargas, escaleras, etc.

    Este tipo de producción para el sector de la construcción frecuentemente se lleva a cabo en cantidades pequeñas y a medida, ya que las piezas deben adaptarse a cada uso y al propio edificio. Por otro lado, la cuestión del plazo suele ser un criterio de elección importante.

    Pueden ser piezas bastante sencillas o muy complejas (chapas o revestimientos decorativos). Las tecnologías de producción utilizadas son bastante corrientes y las dificultades residen esencialmente en los aspectos relacionados con la resistencia de la materia, principalmente su deformación.

    Este artículo es de gran interés para el comprador de piezas para la construcción, ya que presta una especial atención a las tecnologías de corte y a la cuestión de la deformación de la materia, elemento de gran relevancia en las piezas estéticas.
     

  • 1- El corte de las piezas

    Cizalla

    Cuando las piezas son rectangulares, se puede utilizar una simple cizalla para hacer la pieza, sobre todo si la pieza no tiene una abertura interna.

    Punzonadora, combinación láser-punzonado y combinación cizallado-punzonado

    El punzonado es adecuado para piezas con:

    • Aberturas interiores, protuberancias y otras deformaciones, roscados e incluso pequeños pliegues. De hecho, algunas punzonadoras con herramientas adaptadas están diseñadas para hacer pequeños pliegues, como, por ejemplo, patillas de fijación.

    • El contorno que puede realizarse con una punzonadora es limitado. El diseño de la pieza debe ser más sencillo que en láser, con poco o ningún redondeo demasiado grande. Habría que realizar el proceso en mascado, pero es más largo y menos estético que en corte láser.

    Lámina decorativa
    Lámina decorativa - Copyright LPS

    Las máquinas que combinan dos tecnologías, como la cortadora láser/punzonadora, merecen la pena si la pieza lo justifica, puesto que el coste horario es mayor al de una «única» máquina. Una combinación cuenta con las ventajas de las dos máquinas.

    El punzonado genera unas «puntitas» que habría que desbarbar, lo que implica una operación adicional.

     

    Corte láser, plasma, oxicorte, chorro de agua

    La máquina de corte láser es probablemente una de las más utilizadas, sobre todo a la hora de cortar piezas decorativas. En efecto, el diseño de la pieza es completamente libre y, por lo tanto, se pueden realizar todo tipo de formas. La calidad del acabado es excelente y con unas buenas velocidades de corte. En algunos casos, puede ser necesario un desbarbado. Dependiendo del material que se va a cortar y de las tecnologías, los espesores que se pueden cortar están limitados a 50 mm.

    Otras tecnologías de corte son posibles, como el plasma, el oxicorte o el corte por chorro de agua. Permiten, sobre todo, el corte de materiales con espesores mayores, y el corte por chorro de agua, prácticamente el de todo tipo de materiales (ferrosos, compuestos, plásticos, etc.).
     

  • 2 - ¡El aplanado de chapa para «tratar» las piezas deformadas!

    Durante el corte, independientemente de la máquina, las piezas se deforman. Este fenómeno se amplifica en gran medida en las piezas muy elaboradas, es decir, con muchas aberturas interiores o con piezas con un ancho reducido.

    Deslizador: pieza decorativa para la construcción
    Parte decorativa para el edificio - Copyright LPS


    Michael Boulier, de LPS, pone como ejemplo «las barandillas que cada día se trabajan más en corte láser en vez de con perfiles. El ancho reducido de las piezas hace que la deformación sea grande. También ocurre con las chapas de decoración, como las que podemos ver en algunos edificios, con diseños muy elaborados y muchas aberturas. ¡La materia se debilita y, por lo tanto, se deforma mucho más!».


    El enderezado de los metales deformados por el punzado o el corte láser se realiza en una una aplanadora. Es una máquina que funciona con rodillos escalonados que amasan el material para relajar las tensiones internas y aplanarlo. El tiempo de ciclo es variable y lo que influye en él sobre todo es la manipulación alrededor de la máquina.

    Michel Boulier, de LPS, añade que «las piezas deberán estar limpias o bien haber sido desbarbadas antes de la operación de aplanado».
     


    Conclusión
    A través de este artículo, hemos querido detallar las diferentes técnicas y etapas que permiten la fabricación de piezas para la construcción y la edificación. Esta puede requerir precauciones especiales, sobre todo cuando se trata de piezas de decoración, revestimientos y acabados. Así, el aplanado es, según las piezas, una etapa indispensable. Al contrario que otros medios de producción como el corte o el plegado, que son corrientes, las aplanadoras son poco comunes entre los subcontratistas. Por lo tantos, estos pueden verse obligados a subcontratar esta operación, lo que puede conllevar plazos mayores. Identificar desde el principio del proyecto las etapas necesarias para la fabricación de estas piezas permite al contratista y al subcontratista definir un pliego de condiciones realista con fecha de entrega incluida.